This post is also available in: Español Français Português

Para muchas personas, la Navidad es un momento especial del año en el que reunirse con la familia y seguir una serie de tradiciones que se repiten año tras año. Sin embargo, esta festividad tiene una importancia distinta para cada persona. Independientemente del significado que la Navidad tenga para ti, dispondrás de unos días de vacaciones en los que puedes aprovechar para descansar y desconectar de tu día a día. A continuación, te proponemos una serie de ideas con las que poder emplear tu tiempo libre.

Disfruta de la nieve. Si vives en una zona lo suficientemente fría para disponer de nieve o si tienes la posibilidad de escaparte a alguna montaña, aprovecha la oportunidad para disfrutar de la nieve. Si tienes hijos, podréis pasar un rato muy divertido jugando o deslizándose con un trineo. En ninguna otra época del año vas a tener tan a mano la posibilidad de darte un paseo por un paisaje nevado, así que aprovecha estos días libres para disfrutar de su belleza.

Patina sobre hielo. Si la nieve te queda lejos o prefieres no salir de tu ciudad, puedes optar por pasar una pista de patinaje sobre hielo. Se trata de una divertida actividad para realizar en pareja o con amigos y para la que no necesitas experiencia previa o ninguna habilidad.

Cocina algo especial. Existe un amplio abanico de recetas típicas navideñas con las que puedes experimentar. Simplemente, navega por internet y descubre cuál es la que más te apetece.

Pasea y disfruta de la decoración. Todas las ciudades se engalanan en esta época del año. Disfruta de la belleza de las luces y aprovecha para acercarte a un mercadito navideño en el que disfrutar de una bebida caliente.

Visita a tus seres queridos. Si eres de los que no se reúne con toda la familia, puedes aprovechar para visitar a esos tíos o abuelos que ya no ves habitualmente pero a los que guardas gran cariño. No hace falta organizar copiosas comidas para acercarse a hacer una visita y prestar un poco de atención a las personas importantes de tu vida.

Hagas lo que hagas, aprovecha el tiempo para descansar y recargar las pilas. ¡Tampoco olvides abrigarte bien tanto en la calle como en la cama! Si tus mantas o edredones están algo viejos, te recomendamos que pruebes nuestro ligero pero cálido relleno nórdico.