This post is also available in: Español Français Português

Tras un día ajetreado o con muchos sobresaltos, nos resulta siempre más difícil poder conciliar el sueño. Recientemente se ha probado que este problema no es exclusivo de los humanos. Tras un día en el que se han vivido experiencias estresantes, nuestros amigos caninos también acaban pasando una mala noche.

Este estudio del sueño se ha realizado con las razas golden retriever, labrador y jack russell terrier. La prueba consistió en hacerles pasar una experiencia positiva o una negativa antes de enviarlos a dormir. Los momentos positivos consistían en jugar con el dueño o ser acariciados durante un tiempo, mientras que las negativas iban desde dejarlos solos con la correa atada hasta que se les acercasen los profesionales del estudio con una actitud amenazante.

Con el estudio se comprobó que los perros que pasaban por situaciones de estrés duermen peor que los que habían tenido estímulos positivos. Por supuesto que la gran mayoría de dueños de perros no pretendemos en ningún caso hacer pasar a nuestros fieles amigos por situaciones estresantes. Sin embargo, hay muchas situaciones que se nos escapan y podrían estar afectando al sueño de nuestros perros.

De manera muy similar que a los humanos, un mal descanso hará que nuestros canes se encuentren mucho más irritables y agresivos y estarán menos receptivos a colaborar con nosotros.

Si notas a tu pequeño amigo más gruñón últimamente, fíjate si puede haber algún elemento que pueda estar afectándoles negativamente, como no prestarles atención en ciertos momentos.

No podemos evitar preocuparnos y desearles lo mejor a nuestros perros. Por ello, en Justsleep también hemos lanzado un cómodo colchón para perros.