This post is also available in: Español Français Português

Cuando tienes un problema, el primer paso para poder solucionarlo es reconocerlo. Ser consciente de que algo no funciona como debería es necesario para poder tomar las medidas necesarias al respecto. Sin embargo, en el caso del insomnio, podría ser algo diferente. No considerarse una persona con insomnio crónico, ayudaría a no estresarse sobre ello y con ello a mejorar la calidad del sueño.

Estas conclusiones son fruto de un estudio realizado en la Universidad de Alabama por el profesor Lichstein, que lleva más de 30 años dedicado al estudio del sueño. El objetivo de la investigación era estudiar de forma independiente la calidad del sueño de las personas y la concepción que ellos mismos tenían sobre su sueño. Con este estudio, se llegó a la conclusión de que aquellos que efectivamente pensaban estar sufriendo insomnio experimentaban las consecuencias de este trastorno, entre los que se incluye ansiedad, fatiga o alta presión sanguínea. Lo más sorprendente del estudio es que los síntomas se mantenían igualmente en los días en los que sí que conseguían dormir adecuadamente. En el caso opuesto se encuentran las personas que no se consideraban con insomnio sufrían en menor medida los efectos de no descansar lo suficiente, incluido en las noches en las que no conseguían dormir adecuadamente. Según el profesor Lichstein, un 25% de la población tiene una percepción errónea sobre la calidad de su sueño.

Todos sabemos que la falta de sueño tiene consecuencias importantes sobre nuestra salud. Por lo que resulta especialmente curioso que sea más recomendable no preocuparse en exceso sobre ello, puesto que de lo contrario será incluso peor para la salud. No obstante, la explicación sería obvia. Considerarse una persona con insomnio deriva en una alta preocupación que genera niveles altos de estrés.

Por lo tanto, un primer paso para combatir el insomnio sería dejar de verse a uno mismo como una persona enferma o con un problema crónico. Debes evitar caer en una espiral de negativismo que solo conseguirá agravar la situación. El consejo es que te tomes cada noche de forma individual, de manera que una noche de mal sueño no te perjudique la siguiente. En cualquier caso, si no consigues descansar adecuadamente, es importante que te propongas mejorar tu sueño y busques realizar cambios en tu rutina con los que conseguir noches de sueño placentero. Aquí podrás encontrar una serie de consejos con los que mejorar la calidad de tu sueño.